¿Qué es?

La radiografía de tórax, comúnmente llamada placa de tórax genera imágenes del corazón, los pulmones, las vías respiratorias, los vasos sanguíneos y los huesos de la columna y el tórax.


¿Para qué sirve?

La radiografía de tórax se realiza para evaluar los pulmones, el corazón y la pared torácica.

Una radiografía de tórax es generalmente el primer examen de imágenes utilizado para ayudar a diagnosticar síntomas tales como:

  • Dificultad para respirar
  • Tos fuerte o persistente
  • Lesión o dolor en el pecho
  • Fiebre

Los médicos utilizan el examen para ayudar a diagnosticar o controlar el tratamiento de condiciones tales como:

  • Neumonía
  • Insuficiencia cardíaca u otros problemas cardíacos
  • Enfisema
  • Cáncer de pulmón
  • Colocación de aparatos médicos
  • Acumulación de líquido o aire alrededor de los pulmones
  • Otras enfermedades clínicas


A continuación, se listan en orden alfabético las principales regiones donde una placa de tórax puede identificar problemas:

  • Ángulos costofrénicos: incluyendo derrames pleurales.
  • Bordes: por ejemplo, ápices (vértices) en busca de fibrosis, neumotórax, engrosamiento pleural o placas.
  • Campos (parénquima pulmonar): siendo evidencia de inundación alveolar.
  • Diafragma: por ejemplo, aire libre, indicativo de perforación de una víscera abdominal.
  • Fallas: por ejemplo, enfermedad del espacio aéreo alveolar con vascularidad prominente (con o sin derrames pleurales).
  • Huesos: por ejemplo, costillas rotas y lesiones osteolíticas.
  • Silueta cardíaca: detectando agrandamiento cardíaco.
  • Sombras mamarias.
  • Tejidos extratorácicos.
  • Vías aéreas: incluyendo agrandamiento o adenopatía hiliares.

COMPARACION 
RX TELE DE TORAX- SIN LESIONES



RX TELE DE TORAX- CON LESIONES POR COVID 19