¿Qué es?


Un electrocardiograma es una prueba indolora y no invasiva que ofrece resultados rápidos. Durante un electrocardiograma, se colocan sensores (electrodos) que detectan la actividad eléctrica del corazón en el tórax y, a veces, en las extremidades. En general, estos sensores se dejan colocados solo durante algunos minutos.



¿Para qué sirve?

Es una prueba frecuente que se utiliza para detectar problemas cardíacos y controlar el estado del corazón en muchas situaciones.

  • Irregularidades en el ritmo cardíaco (arritmias).
  • Si las arterias obstruidas o estrechadas del corazón (enfermedad de las arterias coronarias) están ocasionando dolor de pecho o un ataque cardíaco.
  • Problemas estructurales en las cavidades cardíacas.
  • Un ataque cardíaco anterior.
  • Cuán bien están funcionando ciertos tratamientos en curso para la enfermedad del corazón, como un marcapasos.