• ¿Qué son las radiografías y cuando realizarnos una Radiografía de Tórax?

    Las radiografías son imágenes tomadas a través de Rayos X a los cuales se expone una zona del cuerpo en pequeñas dosis de radiación
    ionizante y así obtenemos imágenes del interior del cuerpo como
    sombras de huesos y ciertos órganos y tejidos con el objetivo de
    diagnosticar o tratar algunas condiciones médicas.

    ¿En qué casos realizar una radiografía de tórax? ¿Qué riesgos o
    beneficios conlleva? ¿Es necesario realizarla? Son muchas las
    preguntas que nos pueden surgir tanto a los profesionales de la
    radiología como a los pacientes que se les pide realizarse una.

    En este Blog trataremos de responder a todas ellas, pero antes explicaremos en qué consiste la radiografía de tórax: es
    una prueba diagnóstica que permite obtener una imagen del tórax
    utilizando rayos X a dosis muy bajas (ondas electromagnéticas
    capaces de atravesar todo el cuerpo y llegar a un detector que mide
    su presencia en cada punto) para observar las estructuras y los
    órganos del pecho o tórax: corazón, pulmones, bronquios, la aorta,
    arterias pulmonares, la zona media del pecho (el mediastino) y los
    huesos del pecho.

    ¿Cuándo realizar una radiografía de tórax?

    Son varios casos en los que el especialista podría pedir la realización
    de una radiografía de tórax, entre ellos destacamos los siguientes
    síntomas y diagnósticos:
  • Dificultadpara respirar
    Tosfuerte e intensa
  • Doloro lesión de pecho
  • Fiebre
  • Neumonía
  • Insuficienciacardíaca u otros problemas cardíacos
  • Enfisema
  • Cáncerde pulmón
  • Colocaciónde aparatos médicos
  • Acumulaciónde líquido o aire alrededor de los pulmones
  • Otrasenfermedades clínicas


Beneficios y riesgos de la radiografía de tórax:

    Entre los beneficios que ofrece una radiografía de tórax, destacamos que una vez realizada no queda radiación en el cuerpo y, por lo general, no tiene efectos secundarios.
    Otro aspecto positivo es que el equipo de rayos X es
    relativamente económico y se encuentra ampliamente disponible en
    salas de emergencia, consultorios médicos, centros de atención
    médica ambulatoria, etc. Y por último, dada la rapidez y facilidad
    que brindan las imágenes de rayos X, es de gran utilidad en los
    casos de diagnóstico y tratamientos de emergencia.

    Y entre los riesgos principales que conlleva la realización de una placa de tórax, encontramos: que la dosis efectiva de radiación de este procedimiento varía, y que las mujeres siempre deben informar a su médico si existe la posibilidad de embarazo, puesto que la radiación podría afectar el feto.